Nuestro estudio recibe un nuevo encargo en pleno Casco Antiguo. Se trata de dos casas de alto nivel con cuatro plantas cada una. En este proyecto convivirán el estilo industrial y el estilo típico mallorquín.